Valdesizarse o morir

“El arte de cada época siempre tiene elementos del pasado, el arte siempre se sucede, el arte es una suma permanente”, Manolo Valdés

mesaIIReinventarse. Concepto que nos persigue en esta última época a raíz de la crisis, concepto focalizados en buscar dentro de nosotros mismos y sacar afuera talentos enterrados con los que crear algo nuevo y muy posiblemente alejado de todo lo que hemos hecho hasta el momento.

Coger todo lo que forma parte de nosotros (nuestras habilidades, debilidades, inseguridades y fortalezas) ponerlas sobre la mesa, alejarnos un poco y observarlas, mirarlas bien. Reflexionar y sacar algo determinante, rompedor y que haga de nosotros mismos un ser indestructible.

Seguir el mismo proceso que seguramente Manolo Valdés siguió para crear  Mesa I y Mesa II 1. Alejarnos del aparente caos del escritorio, abstraerlo y con ello crear formas geométricas construidas mediante materiales desgastados, utilizados hasta la saciedad. Crear algo distinto, bello, resistente y con muchas opciones de futuro. En esta línea lo sigue Vasija 2 y Librería de Tres Módulos 3, donde la madera es la protagonista. Madera gastada, llena de vida y de historia. Madera resistente y que, irónicamente, representa objetos frágiles, como son los libros o las ánforas. El objeto ya no es funcional, es artístico, la función para la que fue creado ha sido anulada y se le ha añadido otra nueva, más rotunda y duradera. Las ánforas de madera no se van a romper por mucho que caigan.

¿Y si valdesizamos nuestros problemas? ¿Y si nos paramos, nos distanciamos, los abstraemos y los convertimos en una fortaleza? ¿Y si cogemos nuestras partes más desgastadas, machacadas y rotas y les damos la vuelta? Exactamente igual que hace en Picasso como Pretexto 4, donde coge los distintos retales de arpillería, los cose, los pinta, toma un estilo de un artista y le da un aire nuevo. Es curioso que no empiece de cero y que en la mayoría de sus obras siempre haya una evocación a algún autor del pasado. “El arte es una suma permanente”. Y es que en realidad es imposible olvidarnos de quiénes somos y de dónde venimos. La historia va con nosotros, nos persigue y nos forma.PicassoComoPretexto

Valdés utiliza en la gran mayoría de sus obras tonos tierra, tonos orgánicos que recuerdan a las raíces. A nuestras raíces al fin y al cabo. Somos una suma permanente de nuestras fortalezas y debilidades. Para conocernos primero debemos abstraernos de nosotros mismos y para ello debemos estudiarnos bien: saber quiénes somos y a dónde queremos llegar. Distanciarnos y vernos con otra perspectiva. Mirarnos al espejo como nos obliga a hacer en Odalisca 5, donde pone pedazos de espejos rotos y que nos deforman, donde la realidad es relativa. Desfigurados, esbeltos, ensanchados. Así nos muestran los distintos reflejos de la obra, que se mezclan con materiales reutilizados y pintados. De la suma surge la belleza final. De residuos que ya no tenían razón de ser se alza ahora una obra por la que se pueden llegar a pagar sumas elevadísimas.

“La materia no se crea ni se destruye, solo se transforma” 6. Nunca las palabras de Lavoiser habían cobrado tanto sentido en una obra artística. Se transforma la función de los deshechos para crear algo nuevo lleno de energía y vitalidad.

Valdesicémonos. Paremos los relojes, mirémonos desde fuera, con una nueva perspectiva. Simplifiquemos todo aquello que se nos hace un mundo, démosle la vuelta y reciclémoslo para construir algo mucho más fuerte. De modo que por muchos golpes que le den no se pueda romper, al igual que por muy inclinada que esté la estantería de Vasija, las ánforas no se van a romper si se caen ya que no son de cerámica, si no de madera. Sigamos siendo nosotros mismos mejorados, reforzados y, en definitiva, con una nueva perspectiva.

interior-relojes

 


Exposición Centro Cultural Bancaja

"Valdés. Una visión personal"

06/10/2017 - 25/03/2018

Más info en el EVENTO



Imagen destacada: Detalle Librería Tres Módulos, Manolo Valdés, madera, 1996

Imagen 1: Detalle Mesa II, Manolo Valdés, madera

Imagen 2: Fragmento Picasso como Pretexto, Manolo Valdés, técnica mixta sobre arpillería, 1998

Imagen 3: Fragmento Reloj V, Manolo Valdés, técnica mixta sobre arpillería, 1990


1 Mesa I y Mesa II, Manolo Valdés, madera

2 Vasija, Manolo Valdés, madera

3 Librería de Tres Módulos, Manolo Valdés, madera, 1996

4 Picasso como Pretexto, Manolo Valdés, técnica mixta sobre arpillería, 1998

5 Odalisca, Manolo Valdés, técnica mixta sobre arpillería, 2017

6 Ley de Conservación de la Materia, Antoine Lavoisier, 1785

¡Suscríbete!

22. Valencia (ESP) Graduada en Bellas Artes por la Universidad Politécnica de Valencia y estudiante a tiempo parcial de Historia del Arte por la UNED. Me apasiona el arte en todas sus formas, la innovación y cómo éste se relaciona con la sociedad, aportando nuevos valores al mundo en el que vivimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *